Breve paseo por Zaragoza

Zaragoza es un municipio español, capital de la comarca de Zaragoza, de la provincia homónima y de Aragón. Está situada a orillas de los ríos EbroHuerva y Gállego y del Canal Imperial de Aragón, en el centro de un amplio valle. Su privilegiada situación geográfica la convierte en un importante nudo logístico y de comunicaciones; se encuentra a unos 300 km de MadridBarcelonaValenciaBilbao y Toulouse. Parte de su término municipal está ocupado por la Reserva natural dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro.

Su nombre actual procede del antiguo topónimo romano, Caesaraugusta, que recibió en honor al emperador César Augusto en el 14 a. C. El origen de la ciudad se remonta a Salduie, que fue el nombre de la ciudad ibérica sedetana situada en el solar de la actual Zaragoza desde la segunda mitad del siglo III a. C. Está documentado en monedas ibéricas y con el nombre de «Salduvia» en un texto de Plinio el Viejo. Con la fundación de Caesar Augusta, la ciudad-estado íbera pasó a convertirse en colonia inmune de ciudadanos romanos. Su denominación romana fue evolucionando a través del árabe Saraqusta.

La ciudad ostenta los títulos de Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Muy Benéfica, Siempre Heroica e Inmortal, otorgados en su mayoría tras su resistencia frente al ejército napoleónico en los Sitios de Zaragoza durante la Guerra de la Independencia. Todos estos títulos quedan reflejados en su escudo, mediante las iniciales de cada uno de ellos.

DSCN0105DSCN0154DSCN0098DSCN0100DSCN0102DSCN0103DSCN0106DSCN0122DSCN0132DSCN0131DSCN0142DSCN0151DSCN0152DSCN0153DSCN0155DSCN0157DSCN0162

Iglesia de Santa Engracia, Zaragoza

La Iglesia Basílica de Santa Engracia es un templo en la ciudad de Zaragoza (España).

Su origen está en una capilla cristiana del siglo IIIIV donde se rendía culto a los restos de Santa Engracia y otros mártires zaragozanos. De este periodo se conservan en la cripta de la iglesia dos sarcófagos paleocristianos realizados por talleres romanos de la primera mitad del siglo IV: el de laReceptio animae (restaurado en 1998) y el de la Trilogía petrina (restaurado en 1991).

Este lugar de culto cristiano permaneció como iglesia durante el periodo visigodo. En ella estudió Eugenio de Toledo bajo el magisterio de San Braulio. Durante la dominación islámica, fue centro de un barrio de población mozárabe.

En la segunda mitad del siglo XV, Juan II de Aragón quiso promover un monasterio en gratitud a Santa Engracia tras su curación de una dolencia de cataratas, pero la construcción del mismo no se emprendió hasta el reinado de Fernando el Católico. El monasterio de estilo plateresco quedó en estado de ruina y fue demolido en su totalidad tras los Sitios de Zaragoza, aunque se salvó de la destrucción la portada renacentista de la iglesia, obra concebida y realizada hasta 1514 por Gil Morlanes el Viejo, y rematada por su hijo Gil Morlanes el Joven.

DSCN0128DSCN0123DSCN0125DSCN0127DSCN0126DSCN0124

La Seo, Zaragoza

La Catedral del Salvador en su Epifanía de Zaragoza es una de las dos catedrales metropolitanas de Zaragoza, junto con la basílica y catedral del Pilar. Habitualmente es llamada «la Seo», en contraposición a «el Pilar». Está construida en el solar del antiguo foro romano de Caesaraugusta y de la mezquita mayor de Saraqusta, de cuyo minarete todavía perdura la impronta en la torre actual. El edificio fue comenzado en el siglo XII en estilo románico, integrado en la mezquita aljama, y ha sido objeto de muchas reformas y ampliaciones hasta 1704, año en que se colocó el chapitel barroco rematando la torre.

DSCN0144DSCN0156DSCN0154DSCN0158DSCN0159DSCN0157DSCN0160

Iglesia de San Juan de los Panetes, Zaragoza

La Iglesia de San Juan de los Panetes es un templo de culto católico de estilo barroco ubicado en ZaragozaAragónEspaña. Está situada junto a la Plaza del Pilar —o Plaza de las Catedrales— y a la Fuente de la Hispanidad. También se encuentra muy próxima al Torreón de la Zuda. Es Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional.

Su construcción se terminó en 1725, coincidiendo con la eclosión del barroco en la ciudad y el ánimo de mejorar las ya para entonces decadentes muestras de otros estilos —gótico y mudéjar—, lo que llevó a renovar las catedrales de la Seo y el Pilar.

DSCN0142DSCN0143DSCN0140DSCN0133DSCN0134DSCN0135DSCN0136DSCN0137DSCN0138DSCN0139

Catedral-Basílica de Ntra. Sra. del Pilar, Zaragoza

La CatedralBasílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza es un importante templo barroco de España. Según la tradición, se trata del primer templo mariano de la Cristiandad, puesto que en él se conserva y venera el pilar —en realidad, una columna de jaspe— que fue puesto por la Virgen María quien, viviendo aún en Jerusalén, se habría aparecido en carne mortal al apóstol Santiago el día 2 de enero del año 40. Documentalmente no hay pruebas de lo consignado en la tradición, cuyos pormenores datan de 1297 —en una bula del papa Bonifacio VIII— y 1299 —una declaración de los Jurados de Zaragoza—, donde por primera vez se atestigua la advocación del «Santa María del Pilar», tras emprender en 1293 el obispo Hugo de Mataplana una rehabilitación del edificio que amenazaba ruina, gracias a las donaciones propiciadas por la mencionada bula papal.

DSCN0105DSCN0112DSCN0114DSCN0116DSCN0119DSCN0118DSCN0129DSCN0130DSCN0131DSCN0145DSCN0147 DSCN0149DSCN0162

 

Virgen de la Salud de San Gonzalo, besamanos agosto 2013

Pontificia y Real Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder Ante Caifás, Nuestra Señora de la Salud y San Juan Evangelista, Parroquia de San Gonzalo.

CSC_0064CSC_0065CSC_0067CSC_0068CSC_0070CSC_0073DSC_0002DSC_0005DSC_0009DSC_0012DSC_0015DSC_0016DSC_0024DSC_0028DSC_0036DSC_0039

Domingo XXI del Tiempo Ordinario, 25 de agosto de 2013

DSC_0617LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 13, 22-30

En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando. Uno le preguntó:

–Señor, ¿serán pocos los que se salven?

Jesús les dijo:

–Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos” y él os replicará: “No sé quienes sois”. Entonces comenzareis a decir: “Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os replicará: “No sé quienes sois. Alejaos de mi malvados”. Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y todos los profetas en el Reino de Dios y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrá de Oriente y Occidente, del Norte y del Sur y se sentarán a la mesa en el Reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos.

Palabra del Señor