Triduo a San Andrés, Sevilla

 

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Archicofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento,

María Santísima de Regla Coronada y San Andrés Apóstol

Besamanos a la Virgen de Consolación 2013, Sevilla

Hospitalaria Hermandad Sacramental de Congregantes de la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen María y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sed, Santa María de Consolación Madre de la Iglesia, San Juan Evangelista y San Juan de Dios.

José de Arimatea y Nicodemo, 31 de agosto

“En Jerusalén, conmemoración de los santos José de Arimatea y Nicodemo, que recogieron el cuerpo de Jesús bajado de la cruz y, envolviéndolo en una sábana, lo pusieron en el sepulcro. José, noble senador y discípulo del Señor, esperaba el reino de Dios, y Nicodemo, que era fariseo y principal entre los judíos, había ido de noche a ver a Jesús para preguntarle acerca de su misión y luego le defendió ante de pontífices y fariseos que buscaban su detención.”

La Esperanza preparada para el Rosario de la Aurora

Hermandad de la Esperanza de Triana

Fotos Marta María Triana

San Joaquín y Santa Ana, 26 de julio

San Joaquín y Santa Ana

Una antigua tradición, datada ya en el siglo II, atribuye los nombres de Joaquín y Ana a los padres de la Inmaculada Virgen María. El culto aparece para Santa Ana ya en el siglo VI y para San Joaquín un poco más tarde. La devoción a los abuelos de Jesús es una prolongación natural al cariño y veneración que los cristianos demostraron siempre a la Madre de Dios. Sus nombres se conservaron gracias a tradición de los cristianos.

Castillo de Santa Ana y Faro de Roquetas de Mar, Almería

El castillo de Santa Ana, también llamado Castillo de Las Roquetas,​ es una fortificación de entre finales del siglo XVI y siglo XVII ubicada en la localidad española de Roquetas de Mar que sirvió de refugio para los habitantes del municipio de aquella época que vivían próximos al puerto.

El Faro construido en 1863, está inactivo desde el año 1942, y servía de vivienda al responsable del recinto portuario de Roquetas de Mar.

 

Porto Cristo, Mallorca

El nombre de Porto Cristo viene del desembarco de una embarcación con una imagen de Cristo y de una de la Virgen con el niño en brazos hacia el año 1260. Los tripulantes de la embarcación mientras estaban en una fuerte tormenta en alta mar prometieron que dejarían las imágenes del Cristo y la Vírgen si llegaban con vida a algún puerto. Finalmente llegaron sanos y salvos a la bahía de Porto Cristo, por lo que allí cedieron las imágenes tal como prometieron.