Para el fin de semana

 
Concierto de Brandenburgo nº 3, 1 Allegro Moderato, de J.S. Bach
 
 

Argentinos

 

Estaban en un tren una anciana, una hermosa mujer, un argentino y un chileno.
En eso el tren pasa por un túnel y ZACATE!, se escucha una tremenda cachetada, al termino del túnel el chileno tenia el cachete rojo y super hinchado.
En ese momento cada uno piensa:

La anciana: "Este chileno se quiso pasar de vivo e intento meterle la mano por debajo de la falda a la señorita, ella no se dejó y lo estampó…"
La chica piensa: "Chileno asqueroso, me quiso meter la mano para tocarme mis zonas íntimas, pero se las tocó a la vieja y ésta lo reventó"
El chileno piensa: "Este porteño de maldito… le metió la mano a la chica, ella creyó que fui yo y me rompió la cara"
Y el argentino piensa: "A ver cuando viene otro túnel para pegarle otra cachetada a este chileno…"

 

Va un argentino conduciendo por EE.UU y enciende la radio, cuando justo
estaban dando las noticias, y escucha:
– Atención, atención, se le comunica a los automovilistas que hay un loco manejando en sentido contrario al transito! Tengan cuidado.
El argentino dice:
– Como que uno ? miles!!

 

Juan Pablo I

 
Albino_Luciani_Juan_Pablo_I
 
 
Hace treinta años del verano de los tres papas, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II. Recordamos hoy al segundo de ellos, elegido Obispo de Roma el 26 de agosto de 1978.

Albino Luciani fue el primer pontífice nacido en el siglo XX Vio la luz en una pequeña localidad italiana llamada Canale d’Agordo,Belluno (en esa época conocida como Forno di Canale) en la familia de Giovanni Luciani y Bortola Tancon, siendo el mayor de cuatro hermanos. A los 10 años, y despues de haber vivido en la pobreza durante la Primera Guerra Mundial, su madre murió y su padre contrajo nuevas nupcias con una mujer de gran devoción; fue entonces cuando nació su vocación sacerdotal, según él declaró, gracias a la predicación de un fraile capuchino.

En 1923 ingresó en el seminario menor de la localidad de Feltre, aunque luego pasó al seminario mayor de Belluno, donde fue ordenado en 1935.

Tras su ordenación se trasladó a Roma, donde cursó sus estudios teológicos en la universidad Gregoriana. Al terminar los estudios regresó a su localidad natal; allí comenzó su labor pastoral como párroco de Forno di Canale y de Agordo, lo que compatibilizó con una función docente en el Insituto Tecnológico Minero.

Antes de convertirse en el "Papa de la sonrisa" (como sería conocido), ocupó importantes cargos y distinciones: Vicerrector del seminario de Belluno, fue nombrado doctor en teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma en 1947 y Vicario General de Belluno (diócesis a cargo de la cual estuvo 11 años) en 1954; En1958, Juan XXIII lo consagra como obispo de Vittorio Veneto y el 15 de diciembre de 1969 fue nombrado Patriarca de Venecia, penúltimo paso antes de su elección como Sumo Pontífice al que intermediaría su nombramiento como cardenal el 5 de marzo de 1973.

Fue elegido como el 263º Papa de la Iglesia Católica, el 26 de agosto de 1978. Fue el primer Papa con dos nombres, gesto con el que pretendía honrar a sus dos predecesores: Juan XXIII y Pablo VI.

Su elección se produjo en la tercera votación de un cónclave inusualmente breve, el más corto del siglo XX. Juan Pablo I eligió como lema de su papado la expresión latina Humilitas (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la Tiara papal en la ceremonia de entronización, en contra de lo prescrito por la Constitución Apostólica de Pablo VI.

Como Papa, Juan Pablo I estableció un ambiente de optimismo y reformas, que nunca llegaría a avanzar más allá de las propuestas. Murió, según las fuentes oficiales de un infarto, 33 días después, el 28 de septiembre de 1978, siendo el cuarto pontificado más breve de la historia.

Funeral_luciani

Domingo

 
domingodescanso

El domingo es el día de la semana entre el sábado y el lunes. Es el séptimo día de la semana oficial en los países de tradición hispana o el primer día de la semana litúrgica en la tradición cristiana, y también lo es en otras tradiciones culturales. El domingo es considerado un día feriado o festivo en la mayoría de los países del mundo y es parte del fin de semana. Solamente países influenciados por la cultura islámica o judía tienen el viernes o el sábado como el día feriado semanal.

El calendario gregoriano se repite cada 400 años, y ningún siglo comienza en domingo. El año nuevo judío jamás cae en día domingo. Cualquier mes que comience en domingo tendrá un viernes 13.

El nombre ‘domingo’ proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamó a este día dies solis (día del Sol).

 

Dales, Señor, el descanso eterno

 
  
 
El cardenal de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, presidirá el lunes, 1 de septiembre, a las ocho de la tarde, un funeral en la catedral de La Almudena por las víctimas de la catástrofe aérea de Barajas.

Descansen en paz

 
 
 
 

Gazpacho andaluz

 
gazpacho001

Ingredientes para 6 personas:

1/2 Kg. de miga de pan

1,5 Kg. de tomates rojos

125 c.c. de aceite de oliva

3 dientes de ajo

1/2 Kg. de pepinos

300 Grs. de cebolla picada

4 pimientos (picados en trozos menudos)

1,5 Lts. de agua fría

vinagre y sal al gusto.

Modo de hacerlo:

Se remoja la miga de pan hasta que esté tierna, en un recipiente se añaden los tomates troceados, dos pimientos, los ajos, el pan, aceite, vinagre y sal. Si no caben todos a la vez se puede hacer por partes. Pasar por la batidora hasta obtener una mezcla homogénea. Luego pasar la mezcla por un colador. Añadiendo el agua fría progresivamente. Se sirve en cuencos, junto a la guarnición en una bandeja con cebolla, pimiento, pepino y tomate troceados muy menudamente, que añadirán los comensales según sus preferencias. Ocasionalmente, se puede añadir, como ingrediente en la bandeja, huevo duro (muy típico en Córdoba).

Modo tradicional a la antigua usanza:

Primero se hace un majado en el fondo con el ajo, la sal gorda, el pimiento y el tomate. Se añade el pan duro escurrido, se sigue majando y vamos vertiendo agua fría, según demande la masa para quedar suelta. Llega el aceite de oliva, poco a poco y repartido (un chorreón). Por último el vinagre, con cuidado (hay muy distintos grados de intensidad), probando, porque dará el punto final. Debe servirse muy frío. Aunque no hay razón que lo desaconseje, no deben echarse cubos de hielo. Debe el comensal servirse la guarnición a su gusto sobre el gazpacho ya en su plato.

Variaciones y trucos:

En la Lantejuela(Sevilla) se toma migado con pan, en La Luisiana(Sevilla) se toma con uvas, en Morón (Sevilla) se cambia el vinagre por limón. En Los Corrales (Sevilla) se añade como guarnición exclusivamente pepino. En Constantina(Sevilla) hierbabuena, por eso le llaman "verde". En cambio, en Cazalla de la Sierra(Sevilla) le dicen "blanco", también con hierbabuena, pero además con huevo frito, mucho ajo, vinagre e hígado de conejo frito. En la región de Murcia se toma añadiendo taquitos de jamón. Para reducir el efecto ácido producido por el tomate, se puede añadir en el momento de batir los ingredientes, un par de zanahorias, las cuales, además, contribuyen a mejorar el aspecto visual del gazpacho.

¿Será verdad?

telefono
 
¿Será cierta esta noticia?
"El Ministerio de Sanidad y Consumo denunciará a las operadoras que utilicen el denominado ‘spam telefónico’, que consiste, principalmente, en llamar a los hogares o a los móviles para anunciar ofertas y servicios no solicitados.

Así lo ha declarado el ministro de Sanidad, Bernat Soria, quien ha exigido a las principales compañías que cesen de inmediato estas prácticas comerciales calificadas de "agresivas" y "desleales".

Soria ha advertido a las operadoras de que el Gobierno podrá actuar contra ellas por vía judicial, porque en otoño incorporará al ordenamiento jurídico español una directiva europea que tipifica la "ilegalidad" de esta forma de publicidad abusiva.

El titular de Sanidad y Consumo ha señalado que desde hace dos años, pero sobre todo en las últimas semanas, se ha observado un "aumento abusivo" de estas comunicaciones."

Te llaman a las horas más inoportunas, estas comiendo o en la siesta, adormilado en un sillón, y ellos a hacerte la pascua.

Se esconden y no puedes ver su número, aparece como "privado", es un aviso de que no debes responder, son pesados.

Virgen de los Reyes 2008 (Video)

 
   

A lo grande

 
DSC_0117
 
POR CARLOS AMIGO VALLEJO, CARDENAL ARZOBISPO DE SEVILLA
Viernes, 15-08-08
¡QUÉ grande es la humildad! Se nota en el señorío, en la elegancia, el saber estar y decir. No es cosa de ricos o pobres. Es de señores. De hombres y de mujeres con una dignidad que es para descubrirse. No cuenta el dinero, ni los títulos, ni el linaje, sino en la persona y su mérito.
Aunque parezca que se dan de tortas, son compañeros inseparables. Sin la modestia, el señorío es arrogancia y ridícula apariencia de títulos que no se tienen, porque de ellos sólo pueden hacerse acreedores los humildes, los que son señores de sí mismos y servidores de los demás. Que esto es ser humilde: en mi lugar, pero Dios y los demás siempre delante. Que os tire lo humilde, procurando siempre el bien de todos y sin devolver mal por mal. Es lo que quería San Pablo.
La humildad es noble y grande de hartura. Lo quiere todo. No se contenta con menos. En cuerpo y alma. A lo grande. Así valora Dios la humildad de esta mujer, pobre y sencilla, María de Nazaret. Pero, al oír el discurso en las situaciones y actitudes que pueden hacer felices a las personas, es decir las bienaventuranzas evangélicas y cristianas, muchos se desternillan de tanto reír. A otros les parece un sarcasmo insoportable. Así que van a ser felices y dichosos los pobres, los que pasan hambre, los que tienen el corazón estrujado por el dolor, los que tienen rota el alma de soportar tanta injusticia, los que lloran y padecen persecución… Un poco de seriedad, por favor, nos dicen con reproche.
Con todo esto de la memoria histórica, han regresado, casi como capítulos ya olvidados, los sofocones que tuve que pasar en los tiempos, no lejanos, en que me ocupaba, por oficio, del tema de las celebraciones del quinto centenario del descubrimiento y evangelización de América. Hablaba una y otra vez de los archivos de Simancas y de Indias, de documentos y hechos contrastados. No había manera. Ni interesaba el documento ni mucho menos el archivo que lo guardada. La leyenda, negra por supuesto, los dichos y las emotividades superaban cualquier intento de objetividad. Se quería demostrar más la idea a defender que lo que fuera la historia.
Este es el mejor y más vivo de los documentos que podemos exhibir como garantía de los enormes valores de la humildad: la vida de la Virgen María. Bienaventurados los humildes, los sencillos, los pobres, los que buscan la paz, los que tienen un corazón lleno de misericordia… ¿Cómo pueden ser felices los que nada tienen? Miramos a la Santísima Virgen María, enaltecida en cuerpo y alma y asunta a los cielos y, no sólo lo comprendemos, sino que su vida y sus comportamientos, con Dios y con los hombres, son ejemplo que nos conmueve y arrastra.
Así, a lo grande. Los cristianos no podemos vivir en un continuo lamento, ni considerarnos como víctimas, injustamente tratados. Queremos ser reconocidos como testigos de Jesucristo, como gente de fe, llevando las cargas y las heridas, pero con la dignidad de los hijos de Dios, de los que se fían de Dios con todas las consecuencias.
Los tiempos en que vivimos, se nos dice, no son para alegrías ni para tirar cohetes de la fiesta. Los días de crisis o de bonanza están condicionados por la bolsa (la de las cotizaciones) y el euribor. Su felicidad, querido amigo, depende de los precios del petróleo. Esta dictadura de lo económico nos tiene un tanto desconcertados y muy al borde de hipotecar (¡No miente la palabra, por favor!) gran parte de libertad de ser feliz, pues equivaldría poco menos que a pensar que la dicha está vedada a los económicamente débiles. Ni lo uno ni lo otro. Que ni todos los ricos son completamente felices, ni todos los pobres tienen forzosamente la desdicha por inseparable compañera de viaje.
La culpa no la tiene la economía ni sus altibajos, sino el centrarlo todo y sólo en el dinero que se tenga o del poco del que se puede disponer. Situar el primer puesto en la escala de la felicidad al dinero, es un señuelo muy peligroso y se puede llegar a lo que confesaba aquel buen y forrado señor: soy tan pobre, y tan triste, que solamente tengo dinero. En el otro extremo se encuentra el santo al estilo del de Asís: soy tan pobre, y tan alegre, que solamente tengo a Dios. Nos quedamos con el segundo, pero reconociendo que, aparte de la vocación a la que cada uno esté llamado, el fruto de la felicidad necesariamente estriba en sentirse bien con uno mismo, con los demás y con Dios.
Enhorabuena, porque has hecho caso a Dios. Ya verás como Él cumple lo que promete. La glorificación de María es una buena prueba de ello. ¡Qué cosa más grande! Los humildes, los primeros. Claro, los que tienen que cargar con el sufrimiento de la enfermedad y hasta el de la injusticia, pasando por tantas circunstancias adversas, que producen un estado de infelicidad. El compromiso humilde de nuestra fe es evidente. Primero, que jamás seamos los culpables de esas cruces. Más bien, promotores de la justicia, de la caridad, de la comprensión, del apoyo a toda obra buena, dispuestos a ser cirineos de los agobiados por el peso de sus cruces. Es imposible desterrarlas, pero siempre será posible hacerlas un poco más llevaderas, a base de justicia y de amor fraterno.
Se habla del acoso a la Iglesia católica, de limitación de derechos, del incumplimiento de acuerdos, de burdas agresiones a los sentimientos religiosos… Lo cual es cierto y hasta podemos sentirnos molestos los católicos. Ahora bien, lo nuestro no es un conformismo llorón de victimismo, acoso y derribo, sino la comparecencia firme y clara del testigo, del mártir, de quien confiesa su fe abierta y llanamente, sin presunción y con mucha humildad, pero con fortaleza y sin ambigüedades.
Me gusta repetir lo que Benedicto XVI nos dijo en los primeros días de su elección como Papa: los cristianos no viven en la nostalgia del pasado ni tienen miedo al futuro. No imponen su fe, pero la ofrecen, caminando por este mundo entre las dificultades que ponemos los hombres y los consuelos de Dios. Estos son nuestros días y nuestro tiempo. Hay que llenarlo de esperanza. Y además, como quería San Pedro, con bondad y respeto.
Es que la Iglesia y los cristianos no existen para claudicar ante las dificultades, sino para empeñarse en llenarlo todo de la eficacia del buen hacer de Cristo. La tentación de lo insólito, de lo maravilloso, de lo espectacular y de la eficacia del poder, siempre está al acecho, para hacer que se olviden las acciones de Dios, que se realizan en la humildad. Ni incomprendidos ni marginados, sino perseverantes en el bien y humildes en el servicio.
Fiesta grande ésta de la asunción de la Virgen María en cuerpo y alma al cielo. En la exaltación de la humildad y de la sencillez, de la esperanza y de la alegría. Que se lo digan si no a todos esos pueblos y ciudades que hoy se visten con los mejores recuerdos y vivencias de su fe cristiana. Si se trata de honrar a la Virgen María, a lo grande. Que todo parece poco, si es para enaltecer a la mujer más humilde. Y, entre todas las mujeres, la más bendecida por Dios.
CARLOS AMIGO VALLEJO
Cardenal arzobispo de Sevilla