ABIERTO POR VACACIONES

 
 
 
 
Comienzan las vacaciones de verano para muchos, el blog queda abierto a sus visitantes.
Anuncios

LOS CHICOS DEL CORO

 
El próximo 3 de julio, concierto de "Los chicos del coro"  en la Catedral de Sevilla, se celebrará a las 21,00 h.
 
 
 

"Les Petits Chanteurs de St. Marc"

DÍA EUROPEO DE LA MÚSICA

 
Todos los días celebramos el día de algo, hoy toca música de Europa.
 
 
 

Día Mundial del Refugiado

 

 

El 20 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Refugiado. En este séptimo aniversario del Día Mundial del Refugiado el tema central de las celebraciones que se llevarán a cabo alrededor del mundo será la necesidad de protección. Para algunos esto puede significar seguridad económica, pero para quienes han tenido que huir para salvaguardar su vida e integridad física la protección representa sobre todo la libertad de no ser amenazados por la violencia y la persecución. En el Día Mundial del Refugiado la atención del ACNUR se concentrará en los millones de refugiados que viven en ausencia de protección legal, social y material.

Desde su creación en 1951 el ACNUR ha protegido a decenas de millones de refugiados. Para el ACNUR la protección consiste en mejorar de un modo real las vidas de las personas desplazadas por la violencia, desde el suministro de alimentos y refugio a la asistencia legal para quienes carezcan de un estatus jurídico definido o que quieran regresar a sus países de origen. En el Día Mundial del Refugiado se celebra este compromiso fundamental.

Protección también significa despertar las conciencias. No se pueden proteger a los refugiados si sus problemas permanecen invisibles. En este Día Mundial del Refugiado es importante resaltar la naturaleza universal de la protección. Así como los refugiados son protegidos alrededor de todo el mundo, también la responsabilidad de la protección tiene que compartirse entre todos.

El desafío de la protección no conoce fronteras y no puede ser una sola agencia en brindarla. En este Día Mundial del Refugiado el ACNUR quiere lanzar un llamado de acción global. Queremos promover el compromiso desde la base, a nivel de comunidades locales, de redes sociales y en línea, porque solo mediante la cooperación y la acción global conseguiremos mantener la protección internacional a los refugiados, desplazados internos y solicitantes de asilo.

¿Día de los abuelos?

 
La Asociación Edad Dorada – Mensajeros de la Paz, quiere que se cree e institucionalice el “Día de los Abuelos”, tanto en España como en el resto del mundo. Creemos que igual que existe el día del “padre” o el día de la “madre”, sería muy importante establecer el “Día de los Abuelos”.

A continuación exponemos unas cuantas razones por las que creemos que este día debería existir:

· Los valores humanos como el respeto y el cariño hacia nuestros mayores es algo importante y connatural a nuestra sociedad.

· La figura de los padres de nuestros padres, está presente en la cercanía-lejanía de nuestra infancia. Nuestros abuelos son punto de referencia de nuestros primeros actos, de nuestros primeros pasos, de nuestros primeros juegos, de nuestras primeras desobediencias, de nuestras primeras alegrías, de nuestros primeros castigos, de nuestros primeros cumpleaños y tantas y tantas sensaciones más.

· Nuestros padres, muchas veces a causa de sus trabajos, encomiendan a los abuelos el cuidado de los niños, el levantarles, llevarles y recogerles del colegio, el darles de comer o merendar, etc…

· Infinidad de veces hacen las funciones de padres con todo el amor y dedicación, para ir educando a sus nietos con la ternura que se merecen a fin de que descubran la vida sin traumas y sin complejos, ayudándoles en todo lo que pueden, mejorando incluso, en aquellas cosas que saben por experiencia que han de dar de otra manera, acordándose de errores que tuvieron con sus propios hijos.

Como estas razones existen muchísimas más que demuestran la importancia de la figura de los ABUELOS.

Podemos convertir el día 26 de Julio en la fiesta del agradecimiento, gracias a nuestros abuelos vinieron a la vida nuestros padres. Gracias a ellos nosotros hemos vivido muchas cosas.

Darles las gracias, compartir cada año un día de alegría, proporcionar unas horas de cariño, ternura, amor en sus soledades de personas mayores, logrando la sonrisa de su ancianidad, la chispa de viveza en sus ojos fatigados por su vejez, consumidos por sus años, pero siempre generosos con todos.

Día de acción de gracias por la vida, por los cuidados, por los desvelos, por los sufrimientos, por los sacrificios, por el derroche de amor y cariño hacia nuestros padres y hacia nosotros. Por la indescriptible ayuda en nuestra educación y en la formación de nuestra personalidad.

Los abuelos de nuestra sociedad actual vuelven a vivir y a dar por segunda vez los mimos y los castigos que en su día ejercitaron con nuestros padres, rectificando y mejorando en todo aquello que para ellos, desde la óptica de la sabiduría que dan los años, han visto que es lo mejor para sus nietos. Su sensibilidad nos permite amarles más y por ello nuestro agradecimiento ha de ser mucho mayor.

Celebrar la fiesta de los abuelos, es como un deber de agradecimiento, un acto de amor, una devolución de ternura y sobre todo, una acción de gracias respetuosa y alegre, para hacerles arrancar su mejor sonrisa en esta celebración íntima y familiar, donde vuelven a ser protagonistas en esta día de los abuelos.

La sensibilidad de la sociedad actual nos pide que se establezca un reconocimiento público, universal y particular de cada nieto por sus abuelos -los padres de nuestros padres-

. Ensalzar la figura de la abuela y del abuelo es tributar un cariño particular por la persona importante de nuestros recuerdos de infancia, personajes simpáticos a los que más de una vez hemos hecho “rabiar”, al igual que recordamos que les hemos hecho llorar de emoción y alegría. Su gran corazón se lo merece todo.

Un paseo por Murcia

 
Una ciudad que deseo visitar, de las muchas que no conozco de España, un paseo virtual es lo que puedo hacer ahora.
 
 

Verano

Ha llegado el calor a la Giralda, ni por la mañana temprano hace fresco, tendré que emigrar a la orilla del mar, lo que le falta a mi ciudad.