La Visitación de la Virgen María, 31 de mayo

 

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56
En aquellos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y levantando la voz, exclamo:
«¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá».
María dijo:
«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava”.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: “su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.”
Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, “derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia” – como lo había prometido a nuestros padres – en favor de Abrahán y su descendencia por siempre».
María se quedó con Isabel unos tres meses y volvió a su casa.
Palabra del Señor.

San Fernando, 30 de mayo

Patrón de Sevilla que la reconquistó el 23 de noviembre de 1248. Murió el 30 de mayo de 1252 y desde entonces su cuerpo reposa en la Catedral en una urna labrada por Laureano de Pina

Peña de Arias Montano, Alajar, Huelva

Aquí se retiró el humanista Benito Arias Montano que le dió nombre. Tiene unas hermosas vistas sobre el pueblo de Alajar y en ella se encuentra la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles

Besamanos último fin de semana de mayo, Sevilla

Nuestra Señora de Guadalupe

Fotografías de Marta María Triana

 

Nuestra Señora de los Ángeles Coronada

Fotografías de Marta María Triana

 

 

Besamanos a Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación, Triana

Hermandad de Santa María del Buen Aire y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de Pasión y Muerte, Resurrección de Nuestro Señor

y Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación

Pascua del Enfermo, Domingo VI de Pascua, 26 de mayo de 2019

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 14, 23-29

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.

El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.

Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado.” Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis».

Palabra del Señor

Besamanos a la Virgen de Guadalupe, Sevilla

Solemne y devoto Besamanos Extraordinario en honor de Ntra. Sra. de Guadalupe, con motivo del LX aniversario de la fundación de la hermandad, en la Iglesia Conventual de San Buenaventura