Monasterio de la Rábida, Palos de la Frontera, Huelva (Interior)

Erigido en los siglos XIVXV, sobresalen por su interés artístico la iglesia góticomudéjar, las estancias decoradas con frescos de Daniel Vázquez Díaz, el claustro y el museo, donde se conservan numerosos objetos conmemorativos del Descubrimiento de América y una escultura de la advocación mariana bajo la que se encuentra el convento, Nª Sª de los Milagros o Santa María de la Rábida, imagen de estilo gótico del siglo XIII aproximadamente, realizada en alabastro.

Monasterio de la Rábida, Palos de la Frontera, Huelva (Exterior)

Frente a la puerta de entrada puede verse una cruz de hierro y los bustos de los franciscanos fray Juan Pérez y fray Antonio de Marchena, ambos obra del escultor León Ortega

En los jardines del exterior del monasterio se encuentra un monumento dedicado al Almirante Cristóbal Colón, que fue inaugurado con motivo de la celebración del 500 aniversario de su fallecimiento

En una rotonda situada en los jardines se halla la Columna de los Descubridores, obra que se levantó para conmemorar el IV Centenario. Es de piedra blanca y está tallada con numerosas figuras y escenas sobre el tema del descubrimiento, evangelización y colonización americana.

Monasterio de Lluc, Mallorca

Monasterio de Lluc, Mallorca

Cuenta la leyenda, que un pastor y un monje hallaron la imagen de la Virgen de Lluch en un roquedal junto al torrente que pasa por detrás de la sacristía actual del santuario. Ese mismo día, la trasladaron al oratorio de Sant Pere d’Escorca (San Pedro de Escorca) por entonces la sede parroquial. Cuando al día siguiente los habitantes de la comarca se acercaron a venerarla, había desaparecido y fue hallada de nuevo cerca del lugar donde se halló por primera vez, en el torrente. Hecho que sucedió dos veces más, por lo que los habitantes del lugar construyeron un pequeño oratorio para venerar la imagen.

Iglesia y Tumbas Reales del Monasterio de Alcobaça, Portugal

El altar mayor está rodeado por una amplia girola a la que dan dos hermosas puertas manuelinas del siglo XVI y nueve capillas adornadas con tallas de madera policromada de los siglos XVII y XVIII.

En su crucero alberga las tumbas de Dom Pedro y Dona Inés siglo XIV. Dos monumentos de estilo gótico flamígero, esculpidos en piedra caliza blanda.

Monasterio de Alcobaça, Portugal (Exterior)

La Abadía de Santa María de Alcobaça es la primera obra gótica erigida en suelo portugués. Su construcción comenzó en 1178 por los monjes de la Orden del Císter. Es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1989, y el 7 de julio de 2007 fue elegido como una de las Siete Maravillas de Portugal.

Claustro de Alfonso V: Monasterio de Batalha, Portugal

Durante el reinado de Alfonso V de Portugal, el arquitecto portugués Fernão de Évora continuó el proceso de construcción del monasterio durante 1448 y 1477. Añadió el claustro de Afonso V (o menor) y las dependencias adyacentes.

Claustro del Monasterio de Batalha, Portugal.

El primer arquitecto del monasterio fue el portugués Afonso Domingues quien se encargó de la obra hasta 1402. Él fue quién diseñó la planta y muchas de las estructuras en la iglesia y el claustro son responsabilidad suya. Su estilo era, básicamente, gótico radiante.