Desde la Giralda

En esta foto de Loly se puede ver parte de lo que se contempla desde la Giralda, la Plaza de la Virgen de los Reyes.
A la izquierda el Palacio Arzobispal, la terraza y piscina de un hotel, a la derecha el monasterio de la Encarnación.
 
 
Anuncios

CERRADO ESTA SEMANA

Esta semana va a estar cerrado este espacio ¿La Feria de Abril de Sevilla? Casi no la piso y la tengo a pocos minutos, mucho trabajo.
Estoy deseando que acabe la Feria y le faltan horas para que comienze. Feliz semana.

Lo que cuesta la Feria de Sevilla

Tener una caseta en la Feria de Sevilla es un lujo y no sólo por la dificultad para ser socio de alguna, sino por su coste: 18.500 euros si se trata de una caseta mediana. Eso lo saben bien quienes cada año tienen que rascarse el bolsillo y despedirse de unos 1.200 euros para disfrutar de una caseta de unos 70 metros cuadrados y quince socios. A eso hay que sumar el gasto (la «roncha», en lenguaje feriante) que cada titular de la caseta tiene que abonar por sus consumos en el bar. Los «caseteros» que no quieren complicarse la vida, optan por contratar a una empresa o persona física para el montaje y desmontaje. Este contrato llave en mano oscila entre 6.000 y 9.000 euros para una caseta de unos 70 metros cuadrados.
Dentro de esos 6.000 o 9.000 euros no se incluye el cuadro flamenco (o «flamenquito»), la cena del pescaíto (40 euros por barba) o la seguridad privada.
Cuando la caseta está a punto de caramelo y quedan algunos días para el alumbrado es importante tener vigilancia para evitar actos vandálicos y robos, lo que suele salir por 350 euros diarios. El servicio de vigilancia privada de la caseta durante la Feria no sale por menos de 1.500 euros.
El grupo flamenco puede costar 3.000 euros si actúa a diario en dos pases de 35 minutos. Quienes quieran tirar la casa por la ventana y prescindir de la música enlatada destinan hasta 6.000 euros (1.000 euros diarios) para contratar a un grupo flamenco que actuará dos horas diarias.
Además, los titulares de casetas pagan una licencia municipal, que incluye el montaje de los tubos de la «zona noble» de la caseta. Esa licencia cuesta entre 900 y 1.000 euros para una caseta de entre 70 y 80 metros cuadrados.
Los que no opten por el contrato llave en mano tendrán que hacer frente a multitud de contrataciones que pueden volver loco a cualquiera: montaje de tubos de la trasera de la caseta; alquiler y montaje de lonas; instalación eléctrica; saneamiento; montaje de tableros, decoración y pintura; flores y farolillos; taquillas; certificado de solidez; boletín de Sevillana Endesa; transportistas; montaje de herrajes y de la pañoleta; desmontaje y almacenaje.  

Catedral de Sevilla

Desde la conquista de Sevilla en 1248 se usó como catedral la antigua mezquita almohade. En 1403 comenzó a construirse este templo gótico tras el derribo del edificio musulmán y sus obras alcanzarán el siglo XVI cuando se cierra el cimborrio en 1507 (aunque el actual es obra de Gil de Hontañón tras el derrumbe del primero en el año 1511).

Las dimensiones del edificio son imponentes ya que se persiguió desde el primer momento la mayor de las monumentalidades: "que se labre otra Eglesia, tal e tan buena, que no haya otra su igual…"

El resultado en de una mole de piedra de 116 metros de longitud y 76 de ancho, con un cimborrio que supera los 40 metros de altura.

Su planta es un rectángulo del que únicamente sobresale la gran capilla real de Carlos V que aunque parece un ábside es una dependencia aparte. Tiene cinco naves más capillas adyacentes y crucero no acusado en planta y girola cuadrada con capillas tras el altar mayor. En lugar de triforio se adoptó la solución de crear un balcón corrido a lo largo de la nave mayor.

 

Cumpleaños de mi niña mediana

No te podré ver en este día de tu cumpleaños, pero te deseo lo mejor.
Que el Señor te bendiga.

Memoria del Holocausto

Israel recuerda a las víctimas del Holocausto

Seis millones de judíos perdieron la vida en los guetos y campos de concentración del régimen nazi entre 1939 y 1945

EFE – Jerusalén – 16/04/2007

Israel conmemora a las víctimas del nazismo con una jornada de luto que se ha iniciado esta noche en el Museo Yad Vashem de Jerusalén con el encendido de seis antorchas, una por cada millón de judíos asesinados entre 1939 y 1945.

"No hay palabras que puedan explicar, ni idioma con el que comprender", ha declarado la presidenta en funciones de Israel y titular del Parlamento, Dalia Itzik, al abrir un acto que se celebra todos los años una semana antes de conmemorarse el Día de la Independencia de Israel. Itzik, que sustituye en el cargo al presidente del Estado de Israel, Moshé Katzav, acusado de acoso sexual y violación, afirmó con solemnidad: "no tenemos el derecho a olvidar, ni la autoridad para perdonar" a aquellos que cometieron esos crímenes.

Seis millones de judíos perdieron la vida en los guetos y campos de concentración del régimen nazi entre 1939 y 1945 en una política destinada a poner fin al judaísmo europeo por medio de un plan macabro conocido como la "Solución final".

250.000 supervivientes

El Museo del Holocausto conserva los nombres de tres millones de las víctimas por lo que ha convocado esta jornada de conmemoración bajo el lema "conservar el testimonio", antes de que mueran los últimos supervivientes. Según datos que difunde el diario Yediot Aharonot, en Israel quedan con vida actualmente unos 250.000 supervivientes del Holocausto, el 73% de ellos con una edad superior a los 76 años, de los que cada día mueren unos treinta.

A unos centenares de metros del museo, varios jóvenes se manifestaban con pancartas para reclamar mayor apoyo económico e institucional al recuerdo vivo de esta tragedia.

Hoy, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha exhortado a los supervivientes a que no oculten su historia y a que si, aún no lo han hecho, presten testimonio antes de morir. "Cada testigo que calla hasta su último día se lleva con él a la tumba su testimonio", ha advertido Olmert al destacar la importancia de esta transmisión de la memoria para combatir las teorías negacionistas del Holocausto y el fenómeno del antisemitismo.

Un informe del Instituto para el Estudio del Antisemitismo, dependiente de la Universidad de Tel Aviv, ha revelado que el pasado año se incrementó de manera notable el número de ataques contra intereses y personas judías en el mundo.

El presidente del Museo, el ex ministro Yosef Lapid, también superviviente de la Shoah (como se conoce en hebreo al Holocausto), recordó hoy las matanzas que se están perpetrando en la región sudanesa de Darfur para ejemplificar que el mundo "no ha aprendido la lección".

Unos vídeos relataron la dura historia personal de cada uno de los seis supervivientes entre el silencio del público, sólo roto por algunos llantos o por gestos de cariño familiares a otros testigos del Holocausto que recordaban lo vivido. "Si los países ilustrados quieren comprendernos, piensen en la ‘Shoah’, porque nosotros pensamos en ella cada día. Y si decimos que nunca más se repetirá, significa que nunca más tomaremos riesgos ni permitiremos otro Yad Vashem", ha apuntado Tomi Lapid, superviviente del gueto de Budapest.

Polémica con el Vaticano

Oraciones, cantos y, para concluir, el himno de Israel ("Hatikvá") han cerrado la ceremonia, mientras seis antorchas dejaban el recuerdo de los ausentes entre los miles de asistentes al acto.

Mañana a las 10.00, hora local (08.00 hora peninsular española), las sirenas sonarán en todo Israel para recordar a las víctimas, mientras en los colegios y en centros culturales se convocarán actos de recuerdo.

La ceremonia de esta noche estuvo enturbiada por un incidente diplomático entre Israel y el Vaticano, al negarse en principio el nuncio apostólico, Antonio Franco, a participar en la ceremonia en protesta por una fotografía del papa Pío XII expuesta en el museo, y que está acompañada de un texto que cuestiona su conducta ante el exterminio de los judíos en Europa. La polémica foto fue colocada en 2005 y hasta la fecha fracasaron las gestiones del Vaticano para que sea quitado ese texto. Finalmente, una carta personal del director del Museo, Avner Shalev, a monseñor Franco le hizo cambiar de opinión.

FERIA DE ABRIL DE SEVILLA

El lunes 23 de Abril, comienza la Feria de Sevilla, con el tradicional "alumbrao", encendido de miles de bombillas de la portada y de las calles del ferial, terminando el domingo 29 con los fuegos artificiales. Animaos y daros una vuelta por la capital andaluza, para conocer y participar en esta fiesta.