Feliz Navidad

FELIZ NAVIDAD
 
Anuncios

NATIVIDAD DEL SEÑOR

 

 LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1, 1-18

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.

La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Juan da testimonio de él y grita diciendo:

Este es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."

Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

Palabra del Señor

DSC_0412

MISA DEL GALLO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 1- 14

En aquel tiempo salió un decreto del emperador Augusto, ordenando hacer un censo del mundo entero. Este fue el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Y todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad. También José, que era de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret en Galilea a la ciudad de David, que se llama Belén para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Y mientras estaban allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada. En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño.

Y un ángel del Señor se les presentó: la gloria del Señor los envolvió de claridad y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo:

–No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.

De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:

–Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que Dios ama. Palabra del Señor

Alcázar de Sevilla

Los Reales Alcázares de Sevilla es el Palacio Real con uso continuado como residencia Real más antiguo del mundo. Hoy sigue siendo la residencia oficial de los Reyes de España durante sus visitas a Sevilla. 

La primitiva fortificación fue construida alrededor del año 884 como defensa de la invasión normanda a Sevilla. 

Tras la Reconquista de Sevilla por el Santo Rey Fernando III en el año 1248, se construyeron diversos palacios, de los que sólo quedan las murallas y escasos restos

Reinando Alfonso X, el Sabio, se construyó el Palacio Gótico, y durante el reinado de Don Pedro I de Castilla, para algunos “el Cruel” y para otros “el Justiciero, fue cuando se construyó el palacio mudéjar, que es la edificación más representativa de la época cristiana.  

Durante el siglo XVI se realizan nuevas reformas y se enriquecen su bellos jardines, plantados de naranjos y palmeras, con fuentes y pabellones que nos brindan el frescor en las calurosos días estivales.

Los Reales Alcázares han sido testigos de grandes acontecimientos históricos de todo tipo,  dado el carácter de residencia Real. En él celebró su boda Carlos V con Isabel de Portugal y muy recientemente la celebración de la boda de la Infanta Elena con Don Jaime de Marichalar, Duques de Lugo.

CATEDRAL DE SEVILLA

La Catedral de Sevilla es uno de los monumentos más importantes de la arquitectura española. Por su monumentalidad es la mayor catedral del país y además uno de los primeros edificios de todo el mundo cristiano, ocupando una superficie superior a las 2 Has. En 1928 fue declarado Monumento Nacional y en 1987 fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Se trata de un edificio polivalente, cuya valoración puede hacerse desde diversos puntos de vista, todos ellos en grado superlativo. Es, ante todo, la casa de Dios; un templo gigantesco producto de los delirios de grandeza de un Cabildo. Es asimismo un Museo de primer orden, que cuenta, entre otras piezas estelares, con el mayor retablo de la Cristiandad. También posee importantísimos archivos y bibliotecas. Es el resultado del generoso esfuerzo de generaciones seculares, tanto en el aspecto religioso, económico, artístico y cultural de un pueblo.

Se inició su construcción en 1401, en un momento crítico para la ciudad, cuando la población sufría continuas epidemias de peste. El edificio ocupa prácticamente el mismo espacio que la mezquita almohade del siglo XII sobre cuyo solar se emplaza, aunque girando 90º.

La catedral tiene planta de salón con cinco naves y capillas entre los contrafuertes. Sin contar la Capilla Real, mide 116 metros de largo por 76 de ancho. Al exterior, la nave central tiene bóvedas trasdosadas, con acentuado peralte para evacuar el agua de la lluvia.

La catedral tiene una significada importancia como panteón. Dentro de sus capillas se encuentran los reyes Fernando III, Beatriz de Suabia, Alfonso X y Pedro I y personajes ilustres como el cardenal Cervantes y Cristóbal Colón y su hijo Hernando.

Entre sus capillas destacan la Capilla Real, la Capilla Mayor y la Capilla de la Virgen de la Antigua. La Capilla Real fue proyectada e iniciada por Martín de Gainza en 1541 y culminada por Jerónimo Roldán en 1770. La Capilla Mayor se construyó en 1504, sobre un diseño de Alonso Rodríguez, finalizando en 1529 con la instalación de la reja del frente principal, obra de fray Francisco de Salamanca. Por último, la Capilla de la Virgen de la Antigua, situada en el lugar que ocupaba el mihrab de la primitiva mezquita, se terminó de construir en 1504 por Alonso Rodríguez.

En el exterior destacan las portadas que coronan cada uno de los accesos de este monumental edificio. La más antigua es la Puerta del Perdón, situada al norte y que era el acceso principal de la antigua mezquita (todavía conserva sus batientes con madera de cedro, forrados con láminas de bronce en los que, con letras cúficas, figuran los lemas El poder pertenece a Alá y La eternidad es de Alá.

De todos modos, el elemento de la catedral más representativo de la ciudad es la Giralda. Los orígenes de esta torre se hallan en el alminar de la mezquita, la cual fue mandada construir por el emir al-Mumin Abu Yacub en 1184. El esquema del alminar derivaba del de la mezquita de Córdoba. Estaba formado por dos paralepípedos superpuestos coronados con una cúpula y un espigón metálico. Bajo la dirección del arquitecto Hernán Ruiz se llevó a cabo la renovación de la torre desde 1558 a 1568, fue entonces cuando se le añadieron entre otros elementos el Cuerpo de Campanas y la famosa veleta "giralda", de donde toma el nombre la torre.

DSC_0042

Inmaculada Concepción

 Porque preservaste a la Virgen María
de toda mancha de pecado original,
para que en la plenitud de la gracia
fuese digna madre de tu Hijo
y comienzo e imagen de la Iglesia,
esposa de Cristo,
llena de juventud y de limpia hermosura.
Purísima había de ser, Señor,
la Virgen que nos diera  el Cordero inocente
que quita el pecado del mundo.
Purísima a la que, entre los hombres,
es abogada de gracia,
y ejemplo de santidad. (Prefacio de la Eucaristía de la Inmaculada Concepción
)
DSC_0005

Comienza Januká (Fiesta judia)

Jánuca (חֲנֻכָּה, y sin puntuación diacrítica חנוכה), llamada "la Fiesta de las Luminarias", es una festividad judía que se celebra por ocho días, y en la que se celebra la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, del que se recuerda el milagro del candelabro, que ardió por ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite.

hanuka002hanuka003