Virgen de la Presentación: Besamanos 2010

Evangelio Domingo 1º de Adviento, 28/11/2010

EVANGELIO
Estad en vela para estar preparados

Lectura del santo evangelio según san Mateo 24, 37-44
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé.
Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre:
Dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán.
Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.
Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejarla abrir un boquete en su casa.
Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor.

Caridad del Baratillo: Besamanos 2010

Besamanos celebrado en la Parroquia del Sagrario de la Catedral, por obras en la Capilla de la Hermandad.

Amargura: Besamanos 2010

Virgen del Socorro, Sevilla Noviembre 2010

Evangelio Domingo 21/11/2010 Cristo Rey

EVANGELIO

Señor, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino

Lectura del santo evangelio según san Lucas 23, 35-43
En aquel tiempo, las autoridades hacían muecas a Jesús, diciendo:
– «A otros ha salvado; que se salve a si mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido.»
Se burlaban de él también los soldados, ofreciéndole vinagre y diciendo:
– «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo.»
Habla encima un letrero en escritura griega, latina y hebrea: «Éste es el rey de los judíos.»
Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo:
– «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros.»
Pero el otro lo increpaba:
– «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio? Y lo nuestro es justo, porque recibimos el pago de lo que hicimos; en cambio, éste no ha faltado en nada.»
Y decía:
– «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino.»
Jesús le respondió:
– «Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso.»

Palabra del Señor.

Estrella de Triana, Noviembre 2010