Besamanos a Nuestra Señora del Carmen en las Teresas, Sevilla

Besamanos Bajo Palio de Ntra. Sra. del Carmen: Durante los día 1 y 2 de noviembre se ha realizado el anual besamanos de Ánimas  a la Virgen del Carmen, en el Convento de San José del Carmen, en el Barrio de Santa Cruz, bajo el palio de Nuestra Señora de los Dolores de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Carmona.

Fotografías con móvil


Besamanos Extraordinario a Ntra. Sra. del Carmen del Santo Ángel, Sevilla

Viernes 1 y sábado 2 de noviembre Besamanos extraordinario de la Virgen del Carmen, como culminación a los actos del XXV aniversario de la reorganización de la misma, en el convento de San José del Carmen, en la calle Santa Teresa, en horario 10:30 a 13:30 horas y de 16:30 a 20 horas.

 

Nuestra Señora del Carmen de Calatrava, Sevilla

La  Virgen del Carmen de Calatrava el domingo 21 a las 19,50 culminará sus cultos con la solemne procesión por las calles del barrio.

Carmen del Puente Triana

Salida procesional de Nuestra Señora del Carmen del Puente de Triana a las 19,15, primero la procesión fluvial

y a continuación por las calles de Triana en su paso

Procesion de Nuestra Señora del Carmen de San Gil , Sevilla

Nuestra Señora del Carmen de San Gil inicia su procesión a las 20 horas de mañana sábado para realizar el siguiente itinerario: Plaza de San Gil, San Luis, Macarena, Torreblanca, Plaza del Pumarejo, Relator, Pozo, Talavera, Parras, Escoberos, Muro, Plaza de la Esperanza Macarena, San Luis y Plaza de San Gil, para hacer su entrada a las 0:00 horas.

 

 

Nuestra Señora del Carmen de Santa Catalina

Tras varios años fuera de su sede por las obras en la iglesia de Santa Catalina este año por fin ha podido salir de dicha parroquia la procesión de

Nuestra Señora del Carmen.

Fotografías con móvil de Dori Onrubia

Nuestra Señora del Carmen, 16 de julio

Memoria de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, monte en el que Elías consiguió que el pueblo de Israel volviese a dar culto al Dios vivo y en el que, más tarde, algunos, buscando la soledad, se retiraron para hacer vida eremítica, dando origen con el correr del tiempo a una orden religiosa de vida contemplativa, que tiene como patrona y protectora a la Madre de Dios.