Castillos del rey Luis II de Baviera

Luis II volcó sus mayores energías en paraísos artificiales, diseñando y construyendo tres grandiosos castillos siguiendo el estilo historicista imperante en la época: LinderhofNeuschwanstein y Herrenchiemsee. En esto perpetuaba la tradición de su familia, que había construido grandes avenidas en Múnich y castillos por toda Baviera. Contrariamente a lo que se piensa, Luis II gastó su fortuna familiar para la construcción de estos castillos, sin arruinar las arcas del Estado. 

DSCN02065456DSCN02055455DSCN02125462DSCN02145464DSCN02185467DSCN04855257DSCN04865258DSCN02035453