Domingo III de Pascua, 14 de abril de 2013

DSC_0183LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 21. 1-19

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera:

Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón

Pedro les dice:– Me voy a pescar. Ellos contestaban:

— Vamos también nosotros contigo.

Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada.

Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice:

— Muchachos, ¿tenéis pescado?

Ellos contestaron:

— No.

Él les dice:

— Echad la red a la derecha de la barca y encontrareis.

La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro.

— Es el Señor.

Al oír que era el Señor. Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaba de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces.

Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice:

— Traed de los peces que acabáis de coger.

Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice:

— Vamos, almorzad.

Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quien era, porque sabían muy bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da; y lo mismo el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos.

Después de comer dice Jesús a Simón Pedro:

— Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?

Él le contestó:

— Sí, Señor, tu sabes que te quiero.

Jesús le dice:

— Apacienta mis corderos.

Por segunda vez le pregunta:

— Simón, hijo de Juan, ¿me amas?

Él le contesta:

— Sí, Señor tu sabes que te quiero.

Él le dice:

— Pastorea mis ovejas.

Por tercera vez le pregunta:

— Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?

— Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contesto:

— Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.

Jesús le dice:

— Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.

Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.

Dicho esto, añadió:

— Sígueme.

Palabra del Señor

Arte Sacro Premio Carlos Schlatter

DSC_0044La Agrupación Parroquial de la Milagrosa ha decidido otorgar el V Premio Carlos Schlatter al portal Arte Sacro, dirigido por Francisco Santiago, por su gran labor de información cofrade.

Este premio lo han recibido en ediciones anteriores los periodistas  Carlos Navarro Antolín, Francisco José López de Paz, José Luis Garrido Bustamante y el fotógrafo Jesús Martín Cartaya.

Este Premio será entregado al comienzo del curso cofrade 2013-2014.

Enhorabuena a todo el equipo de Arte Sacro.

Agradecimiento del Papa a Sevilla

El Papa Francisco ha agradecido la “muestra de cordial cercanía” de la Archidiócesis de Sevilla, que mons. Juan José Asenjo le hizo llegar el pasado 18 de marzo “en nombre propio, en el de mi obispo auxiliar, de los sacerdotes, consagrados, seminaristas y laicos de la Archidiócesis” tras su elección “para el ministerio de Supremo Pastor”.

En una carta que remite el sustituto de la Secretaría de Estado, mons. Angelo Becciu, el Pontífice “suplica que se acuerden de él ante Dios, pidiendo por su Persona y su ministerio apostólico, al mismo tiempo que imparte con particular afecto a Vuestra Excelencia y a cuantos se han unido a esta delicada atención, la Bendición Apostólica”.

En su misiva, el arzobispo de Sevilla comunicó al Santo Padre la celebración el pasado 17 de marzo de una Eucaristía de acción de gracias en la Catedral, en la que participaron numerosos fieles.

Agradecimiento a Benedicto XVI por su servicio a la Iglesia

Paralelamente, desde la Secretaría de Estado del Vaticano se ha remitido otra carta en la que se “agradece vivamente” la que mons. Asenjo envió a Benedicto XVI, ya como obispo emérito de Roma el pasado 15 de marzo. En esta misiva, el prelado sevillano expresó su impresión “por su gesto precioso, signo de su amor sobresaliente a Jesucristo y a la Iglesia, de renunciar al ejercicio de Supremo Pastor de la Iglesia universal”. Además, mons. Asenjo agradecía en nombre de toda la Archidiócesis “su espléndido servicio primacial, su entrega sin descanso al servicio de la Iglesia y su riquísimo y luminoso magisterio”. Igualmente, comunicaba al Papa emérito la celebración de una Eucaristía en la Catedral para dar gracias a Dios por su Pontificado. En la carta de respuesta de la Secretaría de Estado, fechada el 25 de marzo, se invitaba a “perseverar en la certeza de que Nuestro Señor Jesucristo no dejará de guiar y cuidar a la Iglesia con amor”.

Convocado el concurso literario de la Vera Cruz

DSC_0052La Hermandad convoca un concurso de certamen literario consistente en un tríptico de sonetos dedicados a la Santísima Vera Cruz.

El premio del ganador es de 1200 euros y la Flor Natural que será entregada el 9 de mayo en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús en el transcurso de la Exaltación al Misterio de la Cruz.

Las bases para participar son las siguientes:

1. Los poemas presentados deberán ser inéditos y escritos en lengua castellana.

2. Han de enviarse por triplicado a la siguiente dirección: Hermandad de la Vera Cruz, XLIV Juegos Florales, c/ Baños, 17. 41002 Sevilla. La fecha límite para la presentación de los trabajos será la del 15 de Abril de 2013.

3. Los trabajos deberán ir en sobre cerrado con un lema y acompañado es su interior con otro sobre cerrado con el mismo lema y conteniendo nombre, apellidos, dirección y teléfono del autor.

4. Los poemas que se admitirán sólo serán los que cumplan las condiciones precedentes y consten de tres sonetos en los que se glose el misterio de la Cruz.

5. Los poetas que concurran aceptarán plenamente las decisiones del jurado que se nombre al efecto y que se dará a conocer en el acto literario, siendo su decisión inapelable.

 6. El jurado se reserva el poder dejar desierto el premio si al mismo no concurriese ninguno con la suficiente entidad para merecerlo; al mismo tiempo, el jurado se reserva la potestad de otorgar dos accésit, sin compensación económica alguna.

7. Los trabajos presentados al concurso que no fuesen premiados, serán devueltos a los autores, previa solicitud por escrito al Secretario de la Hermandad.

8. El o los trabajos premiados serán publicados en el Boletín de la Hermandad y, si ello es posible, en algún Medio de Comunicación.

9. No podrán concurrir al certamen aquellos poetas que hubieren sido ya galardonados en alguna de las ediciones anteriores.

La Virgen de la Victoria de las Cigarreras saldrá el 5 de octubre

DSC_0023La Hermandad de las Cigarreras ha recibido el permiso del arzobispado para trasladar a la Virgen de la Victoria a la catedral el próximo 5 de octubre con motivo del 450 aniversario de la fundación de esta corporación.

La Virgen irá en su paso, a la ida en Rosario de la Aurora y a la vuelta a su Capilla de Los Remedios en procesión extraordinaria.

En la catedral celebrará solemne Misa Estacional don Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla.

Solemnidad de la Anunciación del Señor, 8 de abril de 2013

La Anunciación del Señor

Celebramos hoy la Anunciación del Señor, trasladada por caer este año el 25 de marzo en Semana Santa.
Las fotografías son de la Basílica de Nazaret donde tuvo lugar este hecho de la historia de la Salvación.

DSC_0040DSC_0025DSC_0043DSC_0049DSC_0053
DSC_0055

Sergei Prokofiev, Romeo e Giulietta (Cor. Rudolf Nureyev)

Domingo II de Pascua, 7 de abril de 2013

DSC_0007LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 20, 19-31

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

— Paz a vosotros.

Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

— Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

— Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis les quedan retenidos.

Tomás, uno de los doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino el Señor. Y los otros discípulos le decían:

— Hemos visto al Señor.

Pero él les contestó:

— Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto el dedo en el agujero de los clavos, si no meto la mano en su costado, no lo creo.

A los ocho días estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y les dijo:

— Paz a vosotros.

— Luego dijo a Tomás:

— Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

Contestó Tomas:

— ¡Señor mío y Dios mío!

Jesús le dijo:

— ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean si haber visto.

Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su Nombre.

Palabra del Señor

Dulce Nombre, Sevilla Martes Santo 2013

DSC_0158DSC_0160DSC_0161DSC_0163DSC_0157DSC_0166DSC_0167DSC_0168DSC_0170DSC_0171DSC_0174DSC_0175DSC_0179DSC_0183